DESDE QUE TU TE HAS IDO

disco14.jpg

Desde que tú te has ido
Poxa
Andar, andar
Como siempre
Un poco de amor
Cuando te miro
Dibujando amor
Vuelve
Siempre fiel
Donde estés

1981

Disco: Desde que tu te has ido

Componentes: Amaya, Izaskum, Roberto, Javier, Carlos y José

Otra vez estoy como en una extraña cita, frente a frente con la mar, que hasta ahora cada noche me grita, barcos de cristal van anclando en la bahía y sus duendes soldarán los pedazos de tu barca que hinchará sus velas y abrirá la espuma y saldremos a buscarte con la luna&

   Mocedades inaugura discográfica con Desde que tu te has ido, con una estructura de trabajo totalmente diferente a lo que había venido haciendo hasta ahora. La producción corrió a cargo de Oscar Gómez, las composiciones procedentes de diferentes músicos y el arreglo de voces realizado a cargo de Carlos Zubiaga. Se trata de un trabajo mucho más profesional, con un gran equipo muy cualificado. El concepto de Mocedades cambia un poco, se estandariza. La mayoría de los temas son interpretados por Amaya, pero también hay varios interpretados por Javier, o uno por Izaskum. Todos son interpretados en castellano, se abandonan todos los otros idiomas y también se abandona ese toque folk que tan característico ha sido de Mocedades para centrarse más en la balada y algunas con ritmos más pop. El reportaje fotográfico fue realizado por Javier Vallhonrat, en exteriores por playas y montes de Vizcaya y una serie de retratos de estudio en el interior. El disco se grabó  en Londres y mezclado en Milán.

   El tema que da título al disco se puede considerar como un tributo a la malograda Cecilia, tema que escribió y nunca llegó a estrenar y Mocedades la  hizo suya  a ritmo de habanera. La procedencia del resto del repertorio es de lo más variado, desde José Luís Perales, Cuando te miro a Queen, Un poco de amor,  pasando por un tema brasileño, Poxa, o composiciones de miembros del grupo, como es el caso de Dibujando amor, que interpreta Izaskum. Tan sólo hay una composición de Calderón, Andar, andar.

   La promoción de esta nueva etapa de Mocedades, a cargo de la discográfica fue un acierto. Diversas apariciones en programas de televisión, en prensa y en radio. Este disco, sin ser un record de ventas supuso una vuelta de Mocedades a primera línea. El primer sencillo, Desde que tú te has ido, funcionó muy bien. El segundo, Cuando te miro, no tanto, pero también sonó bien. Y el tercero que se lanzó, aunque no estuvo a la venta, dio a conocer dos de las mejores composiciones del disco, Como siempre y Un poco de amor. Dada la proyección internacional que CBS quiso darle a Mocedades, el disco se editó en casi toda América, incluso en Brasil, para dónde se hizo una edición especial, con dos de los temas en brasileño, Despedida (Desde que tu te has ido) y Rencontro (Como siempre).

   Por séptimo año consecutivo viajaron a Méjico, primero y luego a Chile, Panamá Costa Rica&presentando el nuevo trabajo, aunque en el primer país se produjo una baja, Javier enfermó de hepatitis y tuvo que regresar a España y el grupo continuó la gira sin él.

Había ganas de amortizar pronto el fichaje millonario de CBS y expectación por saber cómo se las iban a apañarMocedades sin el apoyo de Juan Carlos Calderón. La apuesta del sello y del grupo fue la canción “Desde que tú te has ido” que se promocionó a cascoporro. Un tema muy correcto en lo formal y en la línea habitual del grupo. Orquestación de lujo y Mocedades convertido ya –si no lo hubiese estado ya desde bastante antes- en un grupo para un público adulto, muy adulto.

Repertorio variado sin salirse lo más mínimo de la corrección musical de la música melódica más recalcitrante.“Poxa” trae aromas brasileiros con toques de marimba y despliegue de suaves percusiones. “Como siempre” es una de esas baladas en la que Amaya, la solista, rememora su encuentro con un imaginario interlocutor, mientras el piano y la cuerda enfatizan su discurso. Con “Un poco de amor” recobramos a los Mocedades de toda la vida con coros que suenan un tanto eclesiales, envolviendo la voz masculina solista.

En la cara B nos quedamos con “Cuando te miro”, magistralmente interpretada por Amaya, que hace toda una declaración de amor, que suena cargada de sinceridad en una melodía que se pega al oído gracias a un afortunado estribillo.

Del resto del disco nos quedamos con el aire irreal de “Dibujando amor”, un tema que podríamos calificar de naif que conduce al oyente a una atmósfera vagamente infantil. También hay que mencionar, por lo contrario, la larga y pesada “Siempre fiel”, a la que falta chispa y sobra duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.