Sólo era un niño

Se marchó a la calle esta mañana
al entierro de su compañero
por la decisión de su mirada
yo sabía que iba al matadero.

Cuando ya hubo anochecido
lo trajeron mal herido
y pensé que inutil oblación
sólo era un niño.

Qué dirán los que mandaban
qué dirán sus compañeros
quién sabrá que al verse morir
siguió creyendo.

Me dirán que fué simiente, me dirán
me dirán que fué todo un valiente
me dirán no hay más camino, me dirán
me dirán que era su destino.

Pero quién dirá conmigo
si le queda algún amigo
ahora que me ven todos llorar
sólo era un niño.

Me dirán que fué valiente
me dirán que fué el destino
quién dirá al verme llorar
sólo era un niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.