como siempre

No has cambiado, sigues siendo tú
y yo sigo igual que siempre.
Enseguida te reconocí,
fue un latido diferente.
Será que tanto tiempo
apenas nos rozó,
sólo pasó por dentro.

Como siempre, como ayer,
tú más hombre, yo más mujer,
como niños, sin saber qué hacer.

Una copa, un café,
tú mirando, yo mírame,
sin palabras, igual que aquella vez.

¿Tú que cuentas?; yo, ¿Como estás?
tú nervioso, yo mucho más;
es extraño, parece todo igual, igual.

Se hace tarde y tengo que irme ya,
tú te pierdes con la gente.
Los recuerdos y la realidad
se confunden lentamente.
Esperaré un momento
de vernos otra vez
y detener el tiempo.

Como siempre, como ayer,
tú más hombre, yo más mujer,
como niños, sin saber qué hacer.

Una copa, un café,
tú mirando, yo mírame,
sin palabras, igual que aquella vez.

¿Tú que cuentas?; yo, ¿Como estás?
tú nervioso, yo mucho más;
es extraño, parece todo igual, igual.

Un segundo y después
tú a lo tuyo y yo también,
como siempre, igual que aquella vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.