CRÓNICA CONCIERTO EN EL TEATRO METROPOLITAN

262576_10151374328412234_1644737982_n.jpgEl día 4 de mayo, en un emblemático y abarrotado teatro capitalino edificado en los años cuarenta ubicado en el tradicional Centro Histórico de la Ciudad de México, la gente aguardaba el momento para ingresar a disfrutar unas cuantas horas de un magnífico concierto. Curiosamente había gente de todas las edades, desde adolescentes en grupos o acompañados por sus padres, hasta abuelitos con sus bastones.

En el lobby del teatro se escuchaban comentarios de los asistentes que se preguntaban si se presentarían los miembros «originales» de Mocedades y si cantarían todos sus éxitos. Todas estas preguntas resultaban normales ya que la agrupación original ha sufrido muchos cambios desde que iniciaron su carrera musical entre 1967 y 1968. Originarios de la provincia ibérica de Vizcaya, debutaron con el nombre de «Las hermanas Uranga». Posteriormente se anexaron a ellas amigos y hermanos llamándose «Voces y guitarras». A finales de 1968 y bajo la tutela de Juan Carlos Calderón cambiaron su nombre a Mocedades. Desde entonces han cosechado un gran número de éxitos musicales que, a pesar del paso de los años, siguen siendo vigentes.

A las 8:20 PM se apagaron las luces y subió el telón del teatro. El primero en aparecer en escena fue Javier Garay, miembro original de Mocedades interpretando Sobreviviremos. Un grupo formado por cinco brillantes músicos lo acompañaba. Ante la ovación aparecieron uno a uno los otros cuatro integrantes: Izaskun Uranga, Luis Hornedo, Begoña Costa y Aitor Melgosa.
Al término de la primera interpretación, Javier agradeció el caluroso recibimiento del público mexicano y realizó una mofa al tiempo que ha transcurrido y dio gracias por ser recordados a pesar de estar «viejitos», los aplausos y los piropos no tardaron en llegar.

Después de esta introducción cantaron el gran éxito ¿Quién te cantará? coreados por los 3,165 asistentes haciendo muy emotivo el número musical. Así transcurrió el tiempo con las grandes interpretaciones de los temas inolvidables de estos grandes de la música. Izaskun mencionó que, por su avanzada edad, había cedido la batuta a la debutante Begoña Costa, quien hizo una gran interpretación de los éxitos de antaño.

Cuando llegó el momento de cantar Amor de hombre el público presente en el recinto estalló en una gran ovación. Sin sentir el paso del tiempo por lo agradable del concierto llegó el momento de decir adiós con la canción La otra España y, para cerrar con broche de oro, Eres tú.
Todo el público quedó complacido y agradecido por la entrega de este quinteto que, a pesar del paso del tiempo (45 años), son y seguirán siendo «grandes» no sólo en edad sino en espíritu y talento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.