El color de tu mirada

Me inventé tu voz
Te dí nombre
Como quien se inventa el sol
Y pinté tu piel color bronce
Sin querer pinté el amor.
En tu pecho imaginé celos
En tus manos suavidad
En tu boca dibujé besos
En tus ojos claridad.
Cuando vi tu imagen
En mi sueño aparecer
Sin querer me enamoré.
Yo, sin querer pinté el amor
Pero el tiempo se llevó
El color de tu mirada.
Cuando niña te soñé niño
A los quince irreal
Hace poco te pinté mío
Ahora no te sé pintar.
Y éste es tu retrato
Con algún año de más
Sólo queda ya firmar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.