Dónde habrán ido

¿Dónde habrán ido las siestas de mayo
cuando sembraban mis sueños
las calabazas, los notables
y los libros de texto?

¿Dónde fue el humo de aquel cigarrillo,
de aquel mi primer mareo?
¿Quién guardará mi primer beso,
mi primer «Te quiero»?

Estribillo
¿Dónde habrán ido, dónde iremos
quién sabe, quién sabe
quién sabe, quién sabe
dónde habrán ido…?

¿Y qué habrá sido de aquel lecho de hojas
donde inventaste mi cuerpo
cuando la tarde nos miraba
ruborizada en silencio?

¿Quién no ha temido las diez campanadas,
hora de estar bajo techo,
las excusas, las mentiras,
tu amor oculto en mi lecho?

Estribillo

Dime si queda de hojas un lecho,
el silencio de un beso
pues de cartón venden las hojas
y ya no quedan silencios.

Ahora que todo está ya maquillado
y que lo joven es viejo,
¿dónde podré encontrar «te quieros»
que no sean pretextos?

Estribillo

¿Dónde habrán ido, dónde iremos
quién sabe, quién sabe
quién sabe, quién sabe…?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.