Izaskun Uranga: ‘Rentas… ¡las de trabajar desde niña!

El mundo

14503543355075Lleva 45 años en Mocedades, conjunto que fundó en 1969 junto a sus hermanos. Hoy es la única integrate del grupo original que permanece en él

(Bilbao, 1950) lleva 45 años en Mocedades, el conjunto que fundó en 1969 junto a sus hermanos Amaia, Estíbaliz y Roberto y a artistas como los hermanos Sergio y Rafael Blanco. Única integrante del grupo original que permanece en él -tras la salida en 2014 de Javier Garay, que quiso liderar otro Mocedades-, repasará sus éxitos hoy en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao, en Íntimamente. Les acompañará Marian Valderrama, nieta de Juanito Valderrama.
Tras España y América, regresan a Bilbao. ¿Es éste su público?
Aquí la gente nos ha querido siempre muchísimo, y nos quiere. Pero son ya 45 años y quieras que no, con El Consorcio y los cambios, la otra vez pensábamos que a lo mejor no respondían mucho. Pero, ¿que no respondían mucho? Fue genial. Y te sientes muy a gustito.
¿Cómo es Íntimamente?
Por una parte, las canciones que si no se las hacemos nos tiran lo que tengan, que son doce o catorce. Además, otras poquitas que no conocen o que muchos no han oído en directo. Pero lo importante es la conexión que se crea con el público.
¿No se cansa el público de los éxitos de toda la vida?
En realidad, excepto los fans que están con nosotros todo el tiempo, la gente ha podido vernos en directo… ¿dos veces? Para todos los demás, lo que haces es nuevo y es oír lo que nos ha gustado toda la vida. Y claro, cuando comparan y no sonamos mal [risas]… pues les hace felices ver que no nos hemos ido a no sé qué otros derroteros.
Sus canciones forman parte del repertorio de familias y cuadrillas. ¿Las cantan también ustedes en sus reuniones?
Las hemos cantado durante mucho tiempo. Yo ahora hay veces que digo: ‘¡No, no, de Mocedades no, por favor!’. Pero al final, siempre acabamos cantándolas. Porque sí que cantamos en cuanto hay cualquier comida.
45 años en escenarios…
No, en escenarios yo tengo 48 años. O más igual. Primero fuimos Voces y Guitarras. Y antes de eso éramos Amaia, Estíbaliz y yo. Y antes que eso, en casa se montaba un escenario… Así que, de siempre.
El público no se cansa de las canciones, pero ¿ustedes?
No me lo planteo, porque entonces igual alguna la quitaría [risas]. Pero como generalmente son de las más fuertes… las dejas. El público pide canciones, te preocupas de traérselas… Y no tienen la fuerza de las que todos quieren.
¿Qué queda de aquel conjunto que triunfó en Eurovisión?
Si eres una persona que se deja llevar por la música, lo que le hemos transmitido al público en Eurovisión y lo que le transmitimos ahora, yo creo que es lo mismo. Otra cosa son las caras de las personas: Amaia, Roberto, José…
Mantienen la esencia de las voces conjugados…
Si nos oyeras en un concierto, dirías: ¡pero si suenan igual! Y no es igual, porque los colores de las voces cambian; pero la sensación, el conjunto… Si no, no estaría aquí. Esto no ha sido decir de repente: quito cuatro y meto cuatro. No. Estíbaliz y Sergio se fueron en el año 72. Amaia en el 84. Y ahora hay gente que lleva aquí ya 18 años.
¿Ha sido fácil asumir los cambios?
Yo no es que sea una mujer de grandes cambios, pero cuando es necesario, sí. Pero no ha hecho falta. Cuando se fueron Sergio, Estíbaliz y Rafa, a los dos meses nos llamaron para ir a Eurovisión, así que algo habría. De esto no se ha hablado mucho, pero ahora tengo que hablarlo. Me molesta cuando alguien dice que estoy viviendo de las rentas. Sí, sí, de las rentas; ¡pero de las rentas de haber trabajado aquí desde que era pequeña!
Para seguir sonando a Mocedades, ¿hay algún secreto?
Ser fiel a lo que hemos aprendido, a unas armonías difíciles pero asequibles y que den sensación de fáciles. El mejor comentario que han podido hacerme es que parece que lo que suena es el disco. Y me llaman Amaia: ‘¡Amaia, qué guapa estás!’. Y yo digo: ‘Bueno, Amaia con ojos azules, no sé, de cuándo…’ Otras veces al público les parece que están oyendo a Amaia, y eso que Rosa tiene una voz muy personal; pero hay unos giros musicales que los hace por narices, porque así es la canción.
El último cambio importante fue en 2014…
No fue ningún cambio. Cambiamos el mánager. Pero yo particularmente sigo con los que llevan mucho tiempo. Y dueños del nombre somos varios. Pero ahora: dueña del nombre, que sigue aquí desde entonces… ¿sigo contando monerías? Mis hermanas se fueron al Consorcio. Y aquí estábamos nosotros.
¿Alguna vez se han planteado alguna actuación conjunta Consorcio-Mocedades?
A mí me encantaría en el 50 aniversario hacer un trabajo, un disco, un algo… No quiere decir que esté mandando por aquí… No. ¿Se va a hacer? Ni idea. Me encantaría, ¿eh?, estar con mis hermanas en un disco de cincuenta años. Ten en cuenta que yo llevo aquí más tiempo que ellas. Me gusta ese broche en un momento dado, como el que se hizo de 15 años de música, con Amaia. Y me gustaría mucho poder hacer el 50 aniversario. ¿Que no se puede? No pasa nada. Aunque todo es música, y armonía, hemos cogido caminos diferentes. Y en un cincuenta aniversario, un trabajo, fenomenal. Pero cada uno tiene su vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.