INICIOS DE MOCEDADES

descarga

Los orígenes de Mocedades, por todos es sabido que se remontan a finales de los años 60. Tres hermanas, Amaya, Izaskum y Estíbaliz, organizaban festivales en colegios y las tres interpretaban temas de la música que les gustaba, Amaya tocaba la guitarra y sus hermanas le hacían las voces. Un día, en la inauguración de la Tuna de Ingenieros, conocieron a unos chicos. Sergio, Javier, José y Rafa. De ahí surgió una amistad y un proyecto, Voces y Guitarras. Comenzaron a ensayar juntos, a los que también se unió Roberto, hermano de las tres chicas. Actuaban en festivales, en un ambiente básicamente local y universitario, hasta que a través de un tío de los Uranga, unas cintas fueron a parar a Madrid a unas discográficas, y más concretamente una de ellas a Juan Carlos Calderón que trabajaba en Zafiro.

Calderón y otro productor más, viajaron a Bilbao a escuchar a esos chicos. Ellos interpretaron una canción de Peter, Paul and Mary, La guerra cruel y esa canción fue la que motivó que Juan Carlos Calderón quedara fascinado y decidiera trabajar con ellos, bajo el nombre de Mocedades.

La música que interpretaba Mocedades, en una época en la que la canción protesta y el movimiento hippie estaban en pleno auge, tenía unos orígenes completamente diferentes. Por un lado, la música norteamericana, los espirituales negros que habían llegado a conocer de la mano del padre de los Uranga, que se había educado en los Estados Unidos. Por otra parte, la música folk, Atahualpa Yupanki, Joan Baez o Peter, Paul and Mary. Pasando por supuesto por la fuerte influencia del grupo del momento, los Beatles, por el que todos estos chicos sentían una enorme admiración. Pero otro movimiento que influyó bastante en su forma de hacer fue el movimiento universitario, ese fue realmente el público que siguió a Mocedades en su primera época. Aun así, en todas sus grabaciones se pone en evidencia las inquietudes musicales de Mocedades, con temas griegos, angoleños, música portuguesa o adaptaciones de música clásica a su estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.