mocedades canta a Walt disney

disco23.jpg

La estrella azul (When you wish upon a star)
Busca lo más vital (The bare necessities)
Soñar es desear (A dream is a wish your heart makes)
Esto es amor (So this is love)
Mi príncipe vendrá
Si no te conociera (If I never knew you)
Eres tú el príncipe azul (Once upon a dream)
Hijo del corazón (Baby mine)
Chim chim chery (Chim chim cher-ee)
La bella y la bestia (Beauty and the beast)
Disney

Componentes: Izaskun, Idoia, Javier, José Antonio, Fernando y Arsenio.

Si no te conociera, si no fuera por tu amor, no sabría el corazón lo hermoso que es vivir. Si no te tuviera

Mocedades vuelve a ser sexteto. Tras unos años habiendo sido cinco componentes, se incorporan a filas tres voces masculinas más, Arsenio Gutiérrez, Fernando González y José Antonio Las Heras, que durante muchos años había sido el baterista del grupo. Y vuelven a tener conversaciones con Juan Carlos Calderón para trabajar juntos. El problema era, después de todos los años que trabajaron juntos y la situación del grupo, qué proyecto llevar a cabo, no era fácil después de casi treinta años en los escenarios y grabando discos.

Finalmente se decidieron por un proyecto muy interesante, en una época en la que las discográficas prácticamente obligan a los artistas a grabar homenajes a compositores y cantantes ya conocidos, se decantaron por hacer un homenaje a Walt Disney. A todas esas canciones que fueron conocidas a través de todas las películas de esta factoría. La producción corrió a cargo de The Walt Disney Company dirigida por Juan Carlos Calderón, con la colaboración de su hijo, Jacobo Calderón. La grabación se realizó en 1997, pero no salió al mercado hasta el otoño de 1998, bajo el nombre de Mocedades canta a Walt Disney.

Canciones que se hicieron famosas en películas como La Cenicienta, Pinocho, El libro de la selva, Dumbo o Mary Poppins fueron interpretadas por Mocedades con unos arreglos impecables, como no podía ser menos, con Juan Carlos Calderón a la cabeza. El empaste de las voces de Mocedades resultaba casi perfecto, los solos en las canciones, muy bien seleccionados, e incluso, en una de las canciones, contaron con la colaboración de Michelle, una cantante muy vinculada al repertorio de las canciones de Disney, que canta a dúo con Javier, Esto es amor.

Mocedades presentó el disco en Disneyland París ante más de siete mil personas y aprovechó para hacer un reportaje fotográfico por el parque para la promoción en prensa. Promoción que resultó escasa por no decir nula. La discográfica con la que habían firmado no se molestó en hacer promoción alguna del disco. Ni las emisoras de radio, ni las televisiones, ni la prensa, se hicieron eco del nuevo trabajo del grupo, trabajo que pasó inadvertido por el vertiginoso mundo discográfico y musical.

Una verdadera pena que un disco muy trabajado, muy exquisito y muy profesional no gozara del éxito que se merecía. Un trabajo con un sonido muy Mocedades, que no enganchaba a la primera, pero que poco a poco se iban descubriendo matices nuevos. Con arreglos musicales muy completos y con solos de todos y cada uno de los miembros, destacando como mejores interpretaciones, Soñar es desear, Mi príncipe vendrá, Si no te conociera o La bella y la bestia, aunque realmente es difícil elegir los mejores temas, ya que se trata de un trabajo muy homogéneo, con un sonido muy parecido todas ellas, pero muy diferentes en la interpretación.

En la misma época en la que salió este disco al mercado, apareció un homenaje a Nino Bravo, el segundo llevado a cabo por Juan Carlos Calderón en el que se incluían una serie de duetos, entre ellos, con Mocedades. Mi tierra fue la canción elegida, interpretada a trío y gracias a la técnica, por Nino Bravo, Idoia y Javier.

Crítica
por Julián Molero
Mocedades se reencuentra con Juan Carlos Calderón después de dieciséis años para hacer un disco de encargo por parte de Walt Disney España, que lo editará en su propio sello, destinado a oyentes pequeños y no tan pequeños. El grupo, ya casi irreconocible en su composición, revisa diez canciones bien conocidas de películas producidas por la factoría Walt Disney en todas sus épocas, con especial predilección por aquellos clásicos de los 40 y 50 que encumbraron a los altares del séptimo arte al mago de la animación. Temas que todos hemos escuchado decenas de veces, procedentes de clásicos del género como “Pinocho”, (1940), “La Bella Durmiente” (1959), “Dumbo” (1941), “Blancanieves y los Siete Enanitos” (1938) o más recientes como “El Libro de la Selva” (1967) o “Pocahontas” (1995). También el inolvidable “Chim chim cheree” de “Mary Poppins” (1964), una película con actores de carne y hueso producida por la misma empresa.
Imposible decir si es mejor ésta o la otra o buscar diferencias estilísticas entre las pistas de este CD. Llevamos a los fonotequeros a su niñez reciente o no tanto con los audios de “Soñar es desear”, originariamente titulada “A dream is a wish your heart makes” de “La Cenicienta” (1950), “Hijo del corazón” o “Baby mine” de “Dumbo” y la ya mencionada “Chim chim cherie”, que en algunos discos de los 60 se título también “La canción del deshollinador”, que cantaba Dick van Dike y Julie Andrews en aquella “Mary Poppins”. A destacar los cuidados arreglos de todos los temas, que buscan distanciarse del original sin repetir instrumentaciones y desarrollos vocales ya conocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.