Mocedades 5

disco5.jpg

1974

Disco: Mocedades 5 (Tómame o déjame)

Componentes: Amaya, Izaskum, Roberto, Javier, José y Carlos.

Toma veinte años y un ingenuo caminar, toma mi pasado que no existe en realidad, toma mi persona y algo mas, y todo aquello que me hicieron ocultar&

   Justo un año después de su paso por Eurovisión, y con Eres tu, viajando sola por las listas de éxitos del mundo, en abril de 1974, sale al mercado el nuevo tema fuerte de Mocedades, Tómame o déjame, una desgarradora canción que Amaya interpreta de forma magistral y que la ha convertido en una de las canciones insignias del grupo. A pocas semanas de su aparición, se colocó en el número uno de las listas. Permaneció encabezando la lista de los 40 Principales 12 semanas y fue elegida por los oyentes de la Cadena Ser como la canción del verano. Casi se puede decir, que en nuestro país, superó a Eres tú.

   Por otro lado, la anterior canción, El vendedor, se había grabado en italiano bajo el título Sulla piaza del gran porto, después el éxito que en ese país habían logrado con Addio amor.

   En el mes de mayo llevaron a cabo su primera aventura americana, en Estados Unidos y en Puerto Rico, un éxito rotundo. Ellos cantaban en inglés y la gente les pedía que cantaran en castellano. Gracias a Eres tú, eran sobradamente conocidos y su nuevo éxito estaba ya sonando en todas las emisoras de Estados Unidos y Sudamérica.

   En agosto, en una serie de programas que se grababan para Televisión Española llamados A su aire, en los que cantantes de primerísima orden cantaban en directo en el lugar que ellos mismos decidieran, Mocedades grabó un concierto en el Paraninfo de la Universidad de Deusto de Bilbao, que resultó todo un éxito. Acompañados por un público básicamente universitario, Mocedades hizo un repaso a su carrera interpretando como colofón su éxito Tómame o déjame, que puso en pie el público allí congregado, poniendo en evidencia una vez más la calidad de los directos de este ya casi consagrado grupo.

   Como ya era casi tradición, en otoño salió al mercado el disco Mocedades-5. Uno de los mejores discos del grupo, por la calidad y variedad de los temas elegidos, aunque la mayor parte de ellos se vieron eclipsados por el rotundo éxito de Tómame o déjame. Cabe destacar como una de esas joyas, la canción Los amantes, que en nuestro país pasó inadvertida, pero que en Méjico y Venezuela tuvo mucha aceptación. Dos temas de gran calidad interpretados por el que se puede considerar como la voz masculina más importante del grupo, Javier; Quisiera algún día y Llévame mis penas. Izaskun también va cobrando importancia  como segunda voz femenina y hace suya la tradicional canción Red river valley, adaptada por su compañero Carlos Zubiaga. Son reseñables también dos novedades en el repertorio de Mocedades; Eu xo quero um xodo, un precioso tema en portugués con unos arreglos vocales impecables y Mulowa, tema interpretado en un dialecto angoleño que cierra el disco, con un ritmo diferente y contagioso.

Suele ocurrir que hay grupos que mueren de sobredosis de éxito, pero Mocedades no es de esos. Después de“Eres tú” (Novola, 1973) no era fácil continuar la carrera triunfal. Pero ellos lo consiguieron. Si con la pieza eurovisiva estuvieron tres semanas liderando la lista nacional de ventas, con “Tómame o déjame” van a estar cinco y además nada menos que once semanas consecutivas liderando la lista de popularidad de Los 40 Principales. Con esta canción, una balada formalmente muy bien compuesta y de excelente interpretación van a oscurecer otras canciones de su quinta entrega en larga duración.

Un disco grande de madurez en el que se consuma el cambio estilístico hacia la balada elegante y grandilocuente. De las demás destacar su excelente factura en cuanto a arreglos y su variedad, que hacen de este disco un excelente muestrario de los múltiples registros del grupo. “El vendedor” es un tema costumbrista con una letra interesante, que nos recuerda un poco a Víctor y Diego, por poner un ejemplo. Una canción de lo mejor de toda la carrera de los bilbaínos. La típica y tópica “Red river valley” con reminiscencias country, muy bien cantada por Izaskun, la aproximadamente brasileña “Eu xo quero un xodo” trae los vientos más suaves de la samba. Cuando le pegamos la vuelta al disco encontramos la lagrimosa y herida “Los amantes” con una temática literaria y musical que luego repetirían hasta la saciedad o “Nobody knows the trouble I´ve seen” con la que recuperan su antigua querencia por el espiritual negro y en la que Juan Carlos Calderón desempolva las teclas de su piano jazzero. La interesante balada “Llevame mis penas”, encomendada a una voz solista masculina es una muestra de canción ligera muy estimable. También hay que prestar oídos a esas “Soledades”, una poesía hecha canción con versos que Lope de Vega escribió en 1632.

En suma, un buen disco en su conjunto, oscurecido por la primera de sus canciones, que probablemente no es la mejor ni la que mejor ha envejecido, pero de la que se vendieron solo en España cerca de doscientas mil copias en su edición en single.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.