Archivo de la categoría: recortes de prensa

“Traemos nuestros éxitos”

—¿En qué consiste el proyecto Mocedades Sinfónico que traen a Jaén?

—Es una gira con la que estamos recorriendo toda España y América. En ella unimos la polifonía vocal de Mocedades con la orquesta sinfónica del lugar donde nos presentamos. En este caso, la Orquesta Ramón Garay de Jaén, que nos consta que está muy bien estructurada, muy profesional y con acreditada trayectoria.

—¿Cuál es el repertorio?

—Haremos un repaso por todos los grandes éxitos de Mocedades, en sus 50 años de música, con temas de nuestro compositor de cabecera Juan Carlos Calderón. No faltarán temas emblemáticos como Eres tú, Amor de hombre, La otra España, ¿Quién te cantará? y los grandes éxitos que todo el mundo espera.

—¿Cómo tienen organizados los ensayos con la Orquesta Ramón Garay y el grupo Charanda que también les acompañarán en el escenario?

—Charanda son nuestros amigos y ya hemos actuado antes con ellos en Jaén. Nosotros tenemos unos arreglos musicales hechos, con las partituras específicas de cada instrumento. Se les envía con antelación suficiente al director de la orquesta para que ellos comiencen sus ensayos. Hay una interlocución continua con nuestro director musical y los últimos días nos acercamos a la ciudad y se hacen unos ensayos para que toso salga a la perfección.

—Hay quien piensa que Mocedades es un grupo un poco “Guadiana”, que aparece y desaparece.

—Hubo problemas porque surgieron bajas. Se nos ha muerto gente. Pero siempre ha estado liderado por una de sus fundadoras, Izaskun Uranga, que nunca ha abandonado la formación, como sí lo hizo su hermana Amaya que se marchó en 1984. Pero Mocedades ha seguido ininterrumpidamente. En 2005 se nos murió Roberto Uranga, que era otro de los componentes fundadores. Rafa Blanco, el hermano de Sergio, también se murió. Lo que se ha tratado es de mantener en estos 50 años, con altas y con bajas, la formación. Y llevamos estos últimos 6 o 7 años con muy buena presencia en España. Acabamos de sacar un disco que se llama Por amor a México, que ya es disco de oro. Y en marzo sacaremos otro trabajo sinfónico que lo grabamos en el Auditorio Nacional de México. Acabamos de estar en Miami, Houston y otros lugares. Y en España seguimos con nuestra gira sinfónica. También es el quinto año consecutivo que estamos en el especial fin de año de TVE. Es decir, que estamos continuamente moviéndonos.

—¿Qué tienen los temas de Mocedades para mantener durante medio siglo su vigencia?

—Eso se debe exclusivamente a quien nos creó, el maestro Juan Carlos Calderón, que ha sido uno de los mejores músicos.

«Si no cantamos ciertos temas, no nos lo perdonan»

DIARIO DE LEON

El ‘mozo’ leonés de Mocedades es su manáger pero también una de sus voces después de una sustitución temporal… que se convirtió en permanente. Hoy, el grupo ofrece en el Auditorio Ciudad de León temas, melodías y un estilo coral que ya forma parte de la historia sonora de ambas orillas del océano.

—¿Cuál cree que es el secreto de Mocedades? ¿Por qué su música y su espíritu continúan a pesar de los años?

—Mocedades se ha convertido en la banda sonora de varias generaciones, tanto en América como en España. Y su secreto está, sin duda, en haber mantenido la esencia de la polifonía que Juan Carlos Calderón creó expresamente para el grupo.

—¿Con qué se encontrarán los aficionados que hoy acudan al Auditorio Ciudad de León?

—Se encontrarán con canciones nuevas y de siempre, y con la grandiosidad de escucharlas acompañados por 50 músicos de la Banda de Música de Zamora. Haremos un repaso por estos 50 años de trayectoria, y habrá momentos para que el público se una a nosotros para cantar himnos como Eres tú.

—¿Qué canciones son las preferidas del grupo y por qué?

—Los éxitos de Mocedades siempre están unidos a nuestro maestro y mentor Calderón, por lo que nunca podemos descartar Tómame o déjame, La otra España, El vendedor, Secretaria, Eres tú, Quién te cantará… si no interpretamos estos éxitos, el público no nos lo perdonaría.

—¿Qué os suele transmitir el público después de los conciertos? ¿Qué es lo que más aprecian o les gusta de Mocedades?

—Lo que más gusta al público es el momento en que nos quedamos solos en escena, sin más instrumentos que nuestras voces y una guitarra, ahí es donde se produce la auténtica magia de Mocedades…

—¿Nota que hay relevo generacional en el público?

—Hay relevo, sin duda. Hace un mes, en nuestro último concierto en Miami, pudimos observar que las dos primeras filas del James L. Knight Center estaban ocupadas por los estudiantes del tercer curso de ingeniería de una prestigiosa universidad de Florida, que no pararon en toda la velada de corear y jalear. Eso nos motiva para seguir adelante y ver qué no sólo Mocedades se renueva, si no que nuestro público también.

—¿Es que hay también ‘evolución’ en Mocedades?

—Resulta evidente que un grupo con más de 50 años de trayectoria tiene que renovar a sus elementos, y Mocedades, a lo largo de estos años, ha tenido bajas por fallecimiento, cansancio, jubilación y otros motivos, pero tenemos la suerte de contar con el liderazgo de nuestra compañera y fundadora Izaskun Uranga, que continúa con mucha fuerza junto al resto de compañeros, que ya suman en algún caso casi 25 años en la formación como Fernando González o Rosa Rodríguez.

—¿Cómo ha encajado el ‘elemento leonés’ en el grupo?

—(risas) Pues para mí es un honor formar parte de esta agrupación y a la vez una responsabilidad, ya que además soy el mánager del grupo. Gracias a Mocedades he visitado todos los países de America excepto Brasil, y he tenido la fortuna de cantar en los espacios más importantes de La otra España (parafraseando la canción), como el Auditorio Nacional de México, el Teatro Nacional de Costa Rica o el United Palace de New York, entre otros muchos. Y a modo de chascarrillo en los conciertos comento que, como mocedades viene de mozos, tuvieron que buscar a un joven leonés para que se siguiera llamando Mocedades, ya que si no se llamaría Más edades (risas).

50 años en la brecha

LA NUEVA CRONICA

El quinteto vocal de origen vasco y con un leonés en sus filas, José Miguel González, regresa este domingo al Auditorio, casi dos años después de su última visita a León. Y lo hará, al igual que la vez anterior, con un formato sinfónico, donde en esta ocasión estarán arropados por la Banda de Música ‘Maestro Nacor Blanco’ de Zamora, que sustituye a la Orquesta Sinfónica Ciudad de León ‘Odón Alonso’. El concierto dará comienzo a las 19:30 horas y el precio de las entradas es de 30 euros (platea y anfiteatro). 

No todos tienen la suerte de ser conocidos y queridos en América, como es el caso de Mocedades, por el que el público hispano siente auténtica devociónMocedades cumple este 2019 50 años desde su formación como tal en 1969, habiendo experimentado desde entonces varias transformaciones en lo que respecta a sus componentes. En el último año Mocedades ha recorrido más de doce países con su Tour ‘Por amor a México’, con el que han realizado más de ochenta conciertos. 

Cabe destacar que entre los componentes del quinteto vocal se encuentra el leonés José Miguel González, que además de cantante es productor de otros artistas como Los PanchosArmando Manzanero o Alberto Cortez. González reconocía a este periódico que antes de que el destino le llevará a formar parte del grupo se conocía muy bien el repertorio de Mocedades. “Siendo manager y siendo músico al no querer escuchas miles de conciertos y te aprendes las canciones”, comenta el promotor musical leonés, para quien “no todos tienen la suerte de ser conocidos y queridos en América, como es el caso de Mocedades, por el que el público hispano siente auténtica devoción”. Preguntado cómo suena mejor Mocedades si en formato sinfónico o en acústico, José Miguel González tiene claro que “Mocedades suena bien con el simple acompañamiento de una guitarra, donde se juega con la polifonía de las voces, y con una gran orquesta sinfónica que da más empaque si cabe a los grandes éxitos del grupo”, como ‘Eres tú’, que califica de “himno” y un tema grabado en numerosos idiomas y que incluso ha sido versionado por los japoneses

Manzanero y Mocedades enamoraron a los salvadoreños

EL SALVADOR.COM

 

Como si de un viaje al pasado se tratase, Armando Manzanero y el grupo Mocedades revivieron los éxitos que los inmortalizaron, en un concierto único, a beneficio de la Orden de Malta de El Salvador, este miércoles, en el hotel Crowne Plaza.
Los artistas hispanoamericanos aterrizaron en suelo salvadoreño con su tour “Manzanero & Mocedades”, que recorre varios países a nivel mundial.
En El Salvador, suman su espectáculo a la labor realizada por la Orden de Malta, pues los fondos recaudados en esta noche de romance serán destinados a proyectos humanitarios, donaciones y a ocho clínicas que dicha institución no gubernamental administra

Solo en 2017, dichos centros asistenciales ofrecieron 128,000 asistencias, según lo informado por Nelson Rodríguez, gerente general de la Orden de Malta. “De la respuesta del público depende la ejecución de los proyectos sociales en el país, estamos muy agradecidos con el apoyo. No dudamos que disfrutaron de este gran concierto que además tiene un sentido benéfico”, resaltó el portavoz

Durante la romántica velada, los asistentes disfrutaron de temas como “Tómame o déjame”, “Esta tarde vi llover”, “¿Dónde estás corazón?” y “Somos novios”. Con aplausos y ovaciones, los asistentes demostraron el cariño y admiración al famoso cantautor mexicano y a los integrantes del quinteto español.
Los ahí presentes disfrutaron escuchando y coreando cada una de las melodías.
“Es muy hermoso venir y escuchar las grandes canciones del maestro Armando Manzanero y Mocedades, que nos recuerdan nuestra juventud y aquellos buenos tiempos. Es realmente un honor”, exclamó Zoila de Figueroa, una de las asistentes.
La romántica velada dio inicio al filo de las 9:10 de la noche, con la voz del consagrado mexicano de 82 años que interpretó “Inolvidable”, “Somos novios” y “Esta tarde vi llover”, entre otras.

 

José Miguel González: “Mocedades se ha convertido en un sello, en una manera de cantar”

Mocedades ofrecerá esta noche un concierto (Plaza de España, a las 22.30 horas) que servirá para concluir con las fiestas de la Peregrina. Será un concierto especial y sinfónico (en compañía de la Banda de Música de Salcedo) y por eso José Miguel González habla sobre esta actuación y cómo afronta el grupo su futuro.

-Después de tantos años en el mundo de la música conocen muy bien a su público. ¿Cree que ha cambiado mucho desde que empezó el grupo?

-El público no ha cambiado. Tienen el mismo sentimiento y el mismo romanticismo de siempre. Han cambiado las circunstancias. Cuando empezó Mocedades los discos eran de vinilo y no había ni teléfonos ni dispositivos para escuchar música. La tecnología nos ha permitido llegar a más gente, incluso más joven. Ha renovado las generaciones y esto nos motiva.

-¿Cómo ve el panorama musical hoy en día?

-Ya no tiene las oportunidades que daba anteriormente. Hoy en día hay muchísimos artistas para muy poco público. Además, la industria de la música está experimentando la desaparición del disco. Ahora, desde el móvil puedes acceder a cualquier artista o canción.

-¿Cómo está afrontando esto el grupo?

-Pues estamos presentes en Spotify, iTunes, Youtube, Twitter, Instagram, Facebook. Algunos perfiles los usamos más y otros menos.

-Recientemente han dedicado un disco a México. ¿Que les llevó a hacerlo?

-Era una deuda pendiente con el país. Son 150 millones de personas que han consumido la música de Mocedades estos años. Esa fidelidad, ese cariño, ese amor y ese año tras año ir a México de gira es lo que nos ha obligado a decir gracias a ese país.

-Dentro del panorama musical actual, ¿con quien les gustaría colaborar?

-Mocedades, a lo largo de su historia, ha hecho muchas cosas. Nunca se sabe. Hay grupos como Morat que han versionado nuestras canciones, lo que nos ha permitido llegar a gente más joven. Haremos duetos y colaboraciones, seguramente con gente joven.

-¿Tienen algún proyecto en mente para un futuro próximo?

-De momento estamos de gira. Vamos a estar en varias ciudades de España durante el mes de agosto., Luego nos vamos a Estados Unidos otra vez. El 18 de septiembre es una fecha importante para nosotros ya que actuaremos por primera vez en el Auditorio Nacional de México. Lo esperamos con ganas. Además, ya estamos grabando nuestro próximo disco. La verdad, estamos bastante metidos en trabajo.

-¿Mantienen el mismo estilo musical con el que nació el grupo?

-Sí, si no no existiría. La esencia fundamental es mantenerse fiel a esa polifonía y a esa forma de cantar. Si se perdiera no estaríamos de gira. La gente no asimilaría un cambio así. Mocedades nació con este espíritu y es lo que mantenemos y conservamos.

-¿Cree que ese es el secreto para mantener el éxito tanto tiempo?

-Por supuesto. Creo que Mocedades ha trascendido a las personas y a las generaciones y se ha convertido en un sello, en una forma de cantar que todo el mundo reconoce.

-¿Cómo se siente al ver que son la banda sonora de varias generaciones?

-Con mucha responsabilidad. Muchos nos dicen que gracias a nosotros encontraron pareja o incluso se separaron. Cada uno tiene su canción dentro de nuestro repertorio.

-¿Se encuentran muchos fans gallegos?

-Galicia siempre acude a nuestra llamada y nosotros siempre estamos pendientes de ella. Vamos mucho al programa “Luar” y hemos actuado en varios teatros de Galicia. Recorremos Galicia porque nos gusta y porque el público es muy fiel a nosotros. El vínculo con Galicia siempre es muy bueno.

-¿Qué es lo que más les gusta cuando vienen?

-La gente. En su mirada guarda bondad, nobleza, gente de fiar, seria y lista.

-Y en el concierto que ofrecerán en Pontevedra, ¿que canciones se podrán escuchar?

-Es un concierto especial porque va a ser un concierto sinfónico. Vamos a estar acompañados por una banda de música y repasaremos los grandes éxitos del grupo. Le dará un carácter especial al concierto.

Mocedades repasa sus clásicos con la Banda de Música en una plaza casi llena

El grupo musical Mocedades ha compartido escenario este 18 de julio, en su actuación en las fiestas del Carmen, con la Banda Municipal de Música en un concierto que ha hecho un repaso a sus temas más conocidos ante una Herriko Plaza casi llena.

Bajo la dirección de Alberto García Espina, los músicos han interpretado piezas como ‘Eres tú’, ‘Tómame o déjame’ o ‘Secretaria’ acompañados por las voces del quinteto y los coros de los asistentes.

El grupo liderado por Izaskun Uranga ha realizado un viaje en el tiempo, a través de sus canciones, con el público —mayoritariamente adulto— que se ha acercado a la plaza en una agradable noche de verano.

Mocedades emociona a Vigo con su versión sinfónica

“Mocedades sinfónico” emocionó ayer a los vigueses que se acercaron al Teatro García Barbón de Afundación para rememorar los éxitos del grupo de origen vasco. Sonaron “Eres tú”, “Amor de hombre” o “Tómame y déjame”. Izaskun Uranga lideró a Rosa Rodríguez, José María Santamaría, Fernando González y Arsenio Gutierrez. Todos ellos celebraron el 45 aniversario del grupo.

“La ilusión actual de mocedades y de una servidora es nuestro próximo disco”

Lo hará en el teatro García Barbón, a las 20.30 horas. Lo hará con el espectáculo “Mocedades Sinfónico”, que conmemora sus 45 años en activo. Sobre su trayectoria y sobre el concierto habló para los lectores de Atlántico.

Llegan con una selección de los mayores éxitos, ¿qué criterio siguieron para seleccionar los temas de “Mocedades Sinfónico” entre todo su repertorio?
Hemos seleccionado los más emblemáticos de estos más de 45 años de trayectoria, empezando por “Pange Lingua” y pasando por clásicos como “Amor de Hombre”, “Tómame o Déjame” y “Eres tú”.

A dos días del concierto ya presentan una buena entrada, ¿cuál es la fórmula para que después de 45 años sigan llenando los teatros?
El secreto está en el público que nos sigue año tras año y tan mal no lo debemos de hacer para que nos vengan a ver. (Risas).

¿Qué le debe Mocedades a la tradición musical vasca?
Todo, la base de Mocedades está en nuestros orígenes y estos están en Bilbao. Allí la música es muy importante de hecho se dice, que en Bilbao cuando se junta dos hacen dos voces y cuando hay más de cuatro, ya eso empieza a ser una coral. La creación del Mocedades tiene mucho que ver esa tradición de nuestra tierra.

En este tiempo, ¿cómo ha evolucionado la agrupación?
El grupo lo fundamos mis hermanas y yo hace más de 45 años, al principio éramos sólo las 3 (Amaya, Izaskun y Estíbaliz). Más tarde se nos fueron uniendo más hermanos y amigos. De aquello queda la esencia y el estilo que creamos y una servidora que continúa desde entonces ininterrumpidamente, orgullosa del cariño que nos tienen allá donde nos presentamos.

¿Hay algo que cambiaría en su carrera musical?
Seguro que si me pongo a pensar, cambiaría muchas cosas, pero lo mejor es no hacerlo para no tener que cabrearse (risas), mirar hacia delante y tratar de no caer en los mismo errores.

¿Qué retos le quedan por conseguir en el mundo de la música?
Retos siempre hay, yo creo que nadie puede decir que ya lo ha conseguido todo, sería una insensatez. Lo más importante es no perder la ilusión y superar cada momento con el mayor éxito posible. La ilusión actual del grupo Mocedades y de una servidora está puesta en nuestro próximo disco, que es un trabajo hecho con mucha ilusión, dedicación y empeño. Sale a la venta en América está semana y en España el 9 de febrero, el disco se llama “Por Amor a México” y estamos deseando que nuestro público lo escuche.

Nostalgia a la carta

EL MUNDO DE CÓRDOBA

2503520161113
Con razón llaman la música “el alimento del alma”. La noche del viernes el público nutrido -sólo espiritualmente, apenas la mitad del Auditorio Esbao- ante el icónico grupo vocal “Mocedades” que nos visitó hace unos 6 años como “El Consorcio” en Orizaba, nos despachó en plato grande cantidad de emociones con los estándares del quinteto hispano (inicialmente ocho), perfectamente servidas sus notas por el entusiasmo profesional del maestro López Macip y su estupenda Orquesta Clásica.

Público hambriento de sensaciones del pasado que siempre fue mejor, salió muy satisfecho del Concierto Sinfónico, componiéndose la asistencia de mayores de 50. Pero trayendo ellas la música bajo la piel, la celebración se convirtió prácticamente en una cena intravenosa.

El aperitivo

Camilo Blanes, joven atractivo, delgado y alto como un riel, sacó los genes paternos cantando, completo o en potpurrí clásicos de su padre Camilo Sesto, como “?Quieres ser mi amante?”, y “Perdóname”. Modesto, agradeció el aplauso estruendosamente sincero tras poner la maquinaria musical en adecuado arranque. El chaval tiene buen futuro. Enhorabuena!.

El plato fuerte

Como no se concibe un concierto de Bette Midler sin “Wind beneath my wings”, o de Celine Dion si “My heart will go on”, el sinfónico de Mocedades nos sirvió más de la docena de sus canciones tan conocidas y amadas como memorizadas por sus seguidores. Todos en negro, Izaskun Uranga, hermana de las otras fundadores Amaya y Estibaliz, cabello rubio platino corto, con la sonrisa patentada-ojitos cerrados que ocultan sus mejillas; la nueva primera, potentísima voz, Rosa Rodríguez; dos añejos en la experiencia Mocedades (20 años en el grupo), José María Santamaría, guitarrista y guapo oficial (soltero); el director musical, “el latigo” como le llama su colega, José Fernando González, y “la última adquisición” José Miguel González, buen tipo, de esos que resaltan en cualquier fotografía.

Su repertorio, en esas voces y corales que se antojan incomparables (aunque nos recuerdan a la encantadora Familia Rufino, cantantes de los 60s y peso completo), con Rosa en el lugar de Amaya por su registro vocal y que usted se perdió: Amor de hombre, Charango, Desde que tú te has ido, ?Dónde estás corazón?, El vendedor, Has perdido tu tren, Le llamaban loca, La otra España, Los amantes, ?Quién te cantará?, Secretaria,

Tómame o déjame, Un poco de amor, cerrando monumental con su perenne Eres tú.

Pese al llamado general de ?O-tra, o-tra!, los cinco guapos mozos, por cuestión de logística itineraria, no salieron.

El pelo en la sopa

Buen espectáculo, de altura, sólo que rodeados de luces robóticas cegadoras a momentos, hielo seco y decibelaje de bocinas, debo decirlo, taaan alto que me produjeron taquicardia. En serio. Los Rolling Stones enverdecerían de envidia. De hecho, en un par de ocasiones Rosa pidió bajarle, interfería demasiado en las voces. José Ma., pegado a ellas a la derecha del foro, pasó medio show tapándose el oído izquierdo.

El postre

La superbanda de 5, integrada por un 80% mexicanos (2 de Querétaro, un español), excepcionales.

Pero la noche casi se la lleva el estimado maestro López Macip, dirigiendo a su disciplinada y efecto Orquesta Clásica de 30 elementos. Armando no es tímido, ama el show, y justo en el centro –detrás de Izaskun- bajo las luces juguetonas, parecía un aficionado más, conduciendo con movimiento corporal a ritmo, y entonando algunas letras, Me comenta mi querida amiga Chela Allande: “sólo esperaba que se repente se bajara a bailar, como Cantinflas en El Bolero de Ravel.”

No nos brindaron más, pero como invitados educados, agradecimos con el alma el convite.

Izaskun Uranga: ‘Rentas… ¡las de trabajar desde niña!

El mundo

14503543355075Lleva 45 años en Mocedades, conjunto que fundó en 1969 junto a sus hermanos. Hoy es la única integrate del grupo original que permanece en él

(Bilbao, 1950) lleva 45 años en Mocedades, el conjunto que fundó en 1969 junto a sus hermanos Amaia, Estíbaliz y Roberto y a artistas como los hermanos Sergio y Rafael Blanco. Única integrante del grupo original que permanece en él -tras la salida en 2014 de Javier Garay, que quiso liderar otro Mocedades-, repasará sus éxitos hoy en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao, en Íntimamente. Les acompañará Marian Valderrama, nieta de Juanito Valderrama.
Tras España y América, regresan a Bilbao. ¿Es éste su público?
Aquí la gente nos ha querido siempre muchísimo, y nos quiere. Pero son ya 45 años y quieras que no, con El Consorcio y los cambios, la otra vez pensábamos que a lo mejor no respondían mucho. Pero, ¿que no respondían mucho? Fue genial. Y te sientes muy a gustito.
¿Cómo es Íntimamente?
Por una parte, las canciones que si no se las hacemos nos tiran lo que tengan, que son doce o catorce. Además, otras poquitas que no conocen o que muchos no han oído en directo. Pero lo importante es la conexión que se crea con el público.
¿No se cansa el público de los éxitos de toda la vida?
En realidad, excepto los fans que están con nosotros todo el tiempo, la gente ha podido vernos en directo… ¿dos veces? Para todos los demás, lo que haces es nuevo y es oír lo que nos ha gustado toda la vida. Y claro, cuando comparan y no sonamos mal [risas]… pues les hace felices ver que no nos hemos ido a no sé qué otros derroteros.
Sus canciones forman parte del repertorio de familias y cuadrillas. ¿Las cantan también ustedes en sus reuniones? Seguir leyendo Izaskun Uranga: ‘Rentas… ¡las de trabajar desde niña!