Archivo de la categoría: cronicas conciertos

Mocedades y la Filarmónica Beethoven cautivan al público criptanense en una magnífica noche musical de verano

EL SEMANAL DE LA MANCHA

La música volvió a ser la gran protagonista en la noche del sábado en Campo de Criptana con el concierto ofrecido por Mocedades junto a la Filarmónica Beethoven. La plaza mayor se abarrotó de público que no quiso perderse un espectáculo donde el emblemático grupo recordó sus grandes éxitos acompañados por la música de la agrupación musical criptanense.

 

Desde las 22:00 horas la gente que llenaba la plaza disfrutó, en una agradable noche de verano, de las canciones de toda la vida de un grupo que ha marcado grandes momentos en la mayoría de los que asistieron al concierto.

 

Bajo la iniciativa de las Noches Musicales de Campo de Criptana, el Ayuntamiento de la localidad organizó un gran espectáculo que no defraudó a los que llenaron todos los rincones de la Plaza Mayor.

 

El alcalde de la localidad, Antonio Lucas-Torres, disfrutó del concierto acompañado por el resto de miembros de la corporación municipal quien calificó el espectáculo ofrecido por Mocedades y la Filarmónica Beethoven como “gigantes de la música que nos han hecho vibrar a todos. Gracias”.

VIDEOS DE SU EXITOSA PRESENTACION EN SANTURTZI

Tras muchos años sin venir por estas tierras, Mocedades triunfó en su concierto en las fiesta de Santurtzi (Bizkaia), en su gira que esta realizando sinfónica. En esta ocasión vino acompañado de la banda municipal de Santurtzi, y entre las dos agrupaciones hicieron un concierto irrepetible. Como siempre hicieron un repaso a la historia del grupo. Como novedades la vuelta de Javier Uranga a los mandos de la parte técnica, el cambio de posición en la formación, quedado ahora Rosa a la izquierda de Izaskum y Fernando a la derecha.  En cuanto al repertorio pocas novedades, la más llamativa y el cambio en la canción de inicio del Bis, siendo ahora “amor de hombre” en vez de “los amantes”, mucho mas adecuado para los conciertos por España.

 

Mocedades triunfa en Guardo

El quinteto bilbaíno sorprende con su gran voz en directo en un abarrotado pabellón de deportes del instituto. Actúa junto a los chicos de la Banda de Música de la Agrupación Musical de Guardo (AMGu)
Trescientas personas completan el aforo del recinto y no han dudado en tararear y corear los temas más conocidos de los vascos. Mocedades también recibe el premio AMGu de la Música 2017 por su dilatada trayectoria sobre los escenarios.

Los grandes éxitos de Mocedades resuenan en el Trui Teatre

crónica balear

     La nostalgia inundó ayer el escenario del Trui Teatre de Palma; era la noche de los grandes éxitos de la formación “Mocedades”, que tras una brillante e histórica trayectoria, se encuentra inmersa en una gira mundial celebrando su 45 aniversario en la música. El concierto de ayer, además, acompañado por la Banda Musical de Son Rapinya, formada por más de cuarenta artistas.

Durante el concierto de ayer noche, la formación actual liderada por Izaskun Uranga y sus hermanas, dieron un repaso a todos estos años de canciones ante más de 800 seguidores reunidos en la sala del Trui Teatre. Éxitos como “Eres Tú”, “Amor de hombre” o “Tómame o Déjame” resonaron en la sala haciendo las delicias del público asistente.

Además, la compañía musical en directo de los más de 40 músicos que forman la orquesta de Son Rapinya añadió la guinda especial al genuino espectáculo. Los aplausos se sucedieron desde la primera nota. “Mocedades” agradeció a los presentes su fidelidad a tantos años de trabajo y se emocionaron al ver la asistencia en la sala.

El concierto duró más de hora y media y el conjunto musical cantó sus grandes éxitos, aunque también ofrecieron y animaron al público para que hiciera peticiones especiales. Las canciones de “Mocedades” han sido la banda sonora de toda una generación a lo largo de su vida.

El grupo Mocedades hizo un viaje por sus 45 años de trayectoria

UBEDA-IDEAL

Unas 300 personas se dieron cita el sábado en el Teatro Ideal Cinema para disfrutar del concierto del grupo Mocedades, todo un clásico de la música española, que pasó por Úbeda dentro de la gira con la que está celebrando su 45 aniversario. Un recital que tenía que haberse celebrado dentro de la programación cultural de la pasada Navidad pero que tuvo que ser aplazado por un tema de salud.

A los seguidores de la formación no les importó esperar un mes para disfrutar en directo de canciones que ya forman parte de la memoria colectiva y de la banda sonora vital de miles de personas e historias. Y aunque el grupo ha cambiado en lo que a componentes se refiere, sigue manteniendo su esencia, su sonido y su forma de hacer las cosas, pues Mocedades es hoy por hoy una marca que trasciende a sus miembros.

Al frente, desde 1984, sigue Izaskun Uranga, fundadora de lo que en principio fueron las Hermanas Uranga (junto a Amaia y Estíbaliz) y posteriormente pasó a llamarse Mocedades tras la incorporación de otros hermanos. Ahora la acompañan sobre el escenario otros integrantes, aunque algunos son miembros de la familia. Se trata de Rosa María Rodríguez Pérez, José Fernando González, José María Santamaría y José Miguel González. Y detrás, una banda de guitarra, bajo, batería y teclado.

Ante un público entregado repasaron la trayectoria musical de Mocedades, interpretando grandes éxitos como ‘Amor de hombre’, ‘Tómame o déjame’, ‘Congratulations’ o ‘Pange lingua’, entre tantos otros. Y no faltó el mítico y mundialmente conocido ‘Eres tú’, tema con el que representaron a España en el Festival de Eurovisión en el año 1973 y con el que consiguieron el segundo puesto.

Nostalgia a la carta

EL MUNDO DE CÓRDOBA

2503520161113
Con razón llaman la música “el alimento del alma”. La noche del viernes el público nutrido -sólo espiritualmente, apenas la mitad del Auditorio Esbao- ante el icónico grupo vocal “Mocedades” que nos visitó hace unos 6 años como “El Consorcio” en Orizaba, nos despachó en plato grande cantidad de emociones con los estándares del quinteto hispano (inicialmente ocho), perfectamente servidas sus notas por el entusiasmo profesional del maestro López Macip y su estupenda Orquesta Clásica.

Público hambriento de sensaciones del pasado que siempre fue mejor, salió muy satisfecho del Concierto Sinfónico, componiéndose la asistencia de mayores de 50. Pero trayendo ellas la música bajo la piel, la celebración se convirtió prácticamente en una cena intravenosa.

El aperitivo

Camilo Blanes, joven atractivo, delgado y alto como un riel, sacó los genes paternos cantando, completo o en potpurrí clásicos de su padre Camilo Sesto, como “?Quieres ser mi amante?”, y “Perdóname”. Modesto, agradeció el aplauso estruendosamente sincero tras poner la maquinaria musical en adecuado arranque. El chaval tiene buen futuro. Enhorabuena!.

El plato fuerte

Como no se concibe un concierto de Bette Midler sin “Wind beneath my wings”, o de Celine Dion si “My heart will go on”, el sinfónico de Mocedades nos sirvió más de la docena de sus canciones tan conocidas y amadas como memorizadas por sus seguidores. Todos en negro, Izaskun Uranga, hermana de las otras fundadores Amaya y Estibaliz, cabello rubio platino corto, con la sonrisa patentada-ojitos cerrados que ocultan sus mejillas; la nueva primera, potentísima voz, Rosa Rodríguez; dos añejos en la experiencia Mocedades (20 años en el grupo), José María Santamaría, guitarrista y guapo oficial (soltero); el director musical, “el latigo” como le llama su colega, José Fernando González, y “la última adquisición” José Miguel González, buen tipo, de esos que resaltan en cualquier fotografía.

Su repertorio, en esas voces y corales que se antojan incomparables (aunque nos recuerdan a la encantadora Familia Rufino, cantantes de los 60s y peso completo), con Rosa en el lugar de Amaya por su registro vocal y que usted se perdió: Amor de hombre, Charango, Desde que tú te has ido, ?Dónde estás corazón?, El vendedor, Has perdido tu tren, Le llamaban loca, La otra España, Los amantes, ?Quién te cantará?, Secretaria,

Tómame o déjame, Un poco de amor, cerrando monumental con su perenne Eres tú.

Pese al llamado general de ?O-tra, o-tra!, los cinco guapos mozos, por cuestión de logística itineraria, no salieron.

El pelo en la sopa

Buen espectáculo, de altura, sólo que rodeados de luces robóticas cegadoras a momentos, hielo seco y decibelaje de bocinas, debo decirlo, taaan alto que me produjeron taquicardia. En serio. Los Rolling Stones enverdecerían de envidia. De hecho, en un par de ocasiones Rosa pidió bajarle, interfería demasiado en las voces. José Ma., pegado a ellas a la derecha del foro, pasó medio show tapándose el oído izquierdo.

El postre

La superbanda de 5, integrada por un 80% mexicanos (2 de Querétaro, un español), excepcionales.

Pero la noche casi se la lleva el estimado maestro López Macip, dirigiendo a su disciplinada y efecto Orquesta Clásica de 30 elementos. Armando no es tímido, ama el show, y justo en el centro –detrás de Izaskun- bajo las luces juguetonas, parecía un aficionado más, conduciendo con movimiento corporal a ritmo, y entonando algunas letras, Me comenta mi querida amiga Chela Allande: “sólo esperaba que se repente se bajara a bailar, como Cantinflas en El Bolero de Ravel.”

No nos brindaron más, pero como invitados educados, agradecimos con el alma el convite.

Enamoran con sus melodías

img_5593

img_5594

img_5595

img_5596

img_5600

El público de las dos fronteras disfrutó anoche de la gran calidad vocal avalada por más de cuatro décadas de exitosa trayectoria de Mocedades, quienes enamoraron a todos los asistentes al McAllen Convention Center con sus icónicos temas.

Fue en punto de las 21:00 horas que iniciaron este espectacular recital donde por más de una hora y media, la agrupación liderada por la vocalista Izaskun Uranga, realizó un recorrido musical por temas de ayer, hoy y siempre como Secretaria, Los amantes, La loca, ¿Dónde estás corazón?, Canta Charango, La música y Quién te cantará entre muchas más.

NOSTALGIA

Y ROMANTICISMO

Con una iluminación a media luz provocaron un ambiente de gran nostalgia y romanticismo, pero sin duda los momentos más emotivos de la velada llegaron con emblemáticas melodías como Desde que tú te has ido y Tómame o Déjame.

Mocedades integrado por Izaskun Uranga, Fernando González, Rosa Rodríguez, José María Santamaría y José Miguel González, hicieron palpitar el corazón de los reynosenses y texanos presentes quienes los acompañaron en todo momento a entonar sus canciones como El vendedor, Haz perdido tu tren y Mi pequeño talismán entre muchas.

LOS CLÁSICOS

Los clásicos no se hicieron esperar con Promesa de Amor, La otra España, Amor de hombre, Eres tú y Adiós amor canciones que marcaron la recta final de esta extraordinario concierto donde acompañados de cinco músicos llegaron a las fibras más profundas de los presentes que volvieron a enamorarse con el talento, calidad y profesionalismo de Mocedades.

Nostalgia y romanticismo con Mocedades

DSC09686 xh

El McAllen Convention Center, fue el escenario donde el grupo Mocedades refrendó el cariño y admiración que le tiene el público de ambos lados de la frontera al presentar un memorable concierto la noche de ayer.
El recinto cultural se mantuvo vibrante durante las casi dos horas que duró el show, ya que la concurrencia, compuesta en su mayoría por personas que crecieron y se enamoraron con la música de Mocedades, no dejó de corear las melodías interpretadas por el famoso grupo español que dio una cátedra de su calidad vocal, cualidad que los ha caracterizado desde el inicio de su carrera hace ya 45 años.
El recorrido musical dio inicio con “Charango”, luego vinieron “El Vendedor” y “Talismán”.
Así mismo, el quinteto interpretó “Tómame o déjame”, “Desde que tú te has ido”, “Quien te cantará”, “La llamaban loca” y “Eres tú”, entre otros temas que resumieron décadas de trayectoria de la agrupación.

EXITO DE MOCEDADES EN GIJON

La gira conjunta de Mocedades y Los Panchos pasaba ayer por Gijón y se sumaba a las fiestas de Begoña con su repertorio de canciones sentimentales de ayer, hoy y siempre.

La buena temperatura de la noche y la oportunidad de ver juntos en un escenario al grupo liderado por Izaskun Uranga y al trío especialista en boleros animó a cientos de gijoneses a acercarse hasta la playa para disfrutar del concierto.

A los vascos les tocó abrir fuego, que salieron a los acordes de su canción fetiche: ‘Eres tú’. Luego vendrían ‘Te quiero a ti’ y ‘Mi pequeño talismán’, antes del saludo a la ciudad .«Sabíamos que ibais a venir muchos, pero no tantos», dijo Izaskun antes de dar las buenas noches.

La única de las hermanas Uranga que sigue en el emblemático conjunto demostró desde su posición en el centro de la escena que sigue siendo algo más que una nostálgica empeñada en mantener con vida al grupo y, aunque la voz cantante femenina, la lleva su compañera Rosa Rodríguez, la fundadora de Mocedades marcaba la pauta.

Sonaron los deseos y reproches de ‘Tómame’ y el público agradeció uno de los temas más elocuentes en su letra, de las primeras de Mocedades: ‘La secretaria’.

Una suite de breves recuerdos por el repertorio del conjunto dio pie a viajar por la ‘Carretera del Sur’ y al éxtasis de ‘Dónde estás corazón’, coreado y jaleado por el público.

Los Panchos y Mocedades ofrecieron una actuación como hecha a medida para satisfacer el gusto de los espectadores con los éxitos que más han calado en la memoria popular. El público, por su parte, ya los había arropado con su complicidad desde que los dos históricos conjuntos salieron a las tablas. La Semana Grande vivía así una auténtica verbena de lujo en la noche previa a los fuegos que los playos tardarán seguramente mucho en olvidar: no todas las noches se tiene la ocasión de escuchar temas míticos a sus intérpretes originales.

Primero “Mocedades” y luego “Los Panchos”, en sus formaciones recompuestas sobre la versión original con la que hicieron historia de la música ambos grupos, fueron atractivo suficiente para llevar junto al escenario de Poniente a muchos de sus incondicionales, en un concierto que hizo volver a la mocedad a todos los presentes. Ayer, Gijón suspiró al ritmo de “Si tú me dices ven”, “Eres tú”, “Tómame o déjame”, “Sobreviviremos”, “La otra España”.

Con el concierto convocado para las once de la noche, mucho antes de esa hora ya había parejas y grupos de amigos en las inmediaciones del escenario de la Semana Grande para hacerse con los mejores sitios, y es que la ocasión lo merecía. “‘Mocedades’ me ha gustado toda la vida, me recuerdan a mi época de juventud”, señalaba la vallisoletana Rosario Soba, que acudió a la cita junto a su esposo y otra pareja. “Mi favorita siempre ha sido ‘Amor de Hombre’ y ‘Si tú me dices ven’ me la sé enterita”, añadía la veterana, a la que el grupo comandado por Izaskun Uranga no defraudó con su recital. Su amiga María Galván, casada con el gijonés José Menénedez, aseguraba que se acercaría a las primeras filas para ver a sus ídolos de ‘Mocedades’ de cerca. “Sus temas los bailábamos muchísimo. Íbamos al Acapulco… Qué bien lo pasábamos”, rememoraba la seguidora.

Pese a esos cambios sustanciales en el grupo, a todos aquellos que disfrutaron de canciones memorables como “Eres tú”, ausencias tan sonadas como la de Amaya Uranga no fueron motivo para dejar de venerar a ‘Mocedades’. El mítico grupo vasco fue el primero en pisar el escenario, donde una Izaskun entregada no tardó en meterse al público en el bolsillo. “Amaya siempre ha sido la voz cantante del grupo”, aseguraba Francisca Álvarez, que dice recordar perfectamente la actuación de la banda en Eurovisión. “Yo tendría 15 años cuando empezaron, íbamos a la terraza del Jardín y al Parque Piles, donde bailábamos todos”, señalaba Margarita Cotarelo, que fue acompañada al concierto de su amiga Consuelo Campello.

Muchos lamentan la ausencia de los “Panchos” originales, pero el portento de voz de Rafael Basurto, que inundó ayer Poniente de boleros tan memorables como “Rayito de Luna” o “Luna lunera”, es indiscutible. Setenta y cuatro años de música fueron ayer recorridos por el que fue componente del grupo entre 1977 y 1992, que compartió escenario ayer con el grupo de Izaskun Uranga.

“Yo no suelo salir por la noche, pero hoy estoy aquí por ver a ‘Los Panchos'”, explicaba la gijonesa Pilar Palicio. “Íbamos al Jardín y al Somio Park, y estas canciones se bailaban muy arrimaditos”, señalaba Leonor Martínez, que recuerda con cariño cuando acudió al Somió Park a ver a Rafael. Quien sabe si en otra Semana Grande también se le cumpla el sueño de oir al de Linares.