¡Oh, no!

¡Oh, no! ¡Oh, no!
Alguien dice que no bebo
de la viña del amor
y qué saben lo que puedo beber yo
porque viva sin raíces
porque crezca sin calor
¡Oh, no! ¡Oh, no!

Tengo un árbol, una fuente,
un mañana, un ayer
y sonrío cuando veo amanecer
soy el lecho de tu río
soy un sol de anochecer
qué más se puede ya tener
yo soy tu huella
yo soy tu piel
¡Oh, no! ¡Oh, no!

Soy pequeña como un niño
cuando miro al sol nacer
soy mujer cuando te veo aparecer
soy la tierra donde pisas
soy semilla de tu flor
que no me hablen de ese amor
¡Oh, no! ¡Oh, no!
¡Oh, no! ¡Oh, no!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.