Mocedades sigue apostando al amor

– El grupo español Mocedades se encuentra en el país luego de 23 años
sin pisar suelo criollo. Y esta larga ausencia ha sido en contra de los integrantes de este veterano
grupo musical, que sí quería venir al país hace mucho pero no recibía propuestas de estos lados.
Ha sido justo en este momento cuando se han dado las condiciones para que ellos se presenten
en el país y lo harán en el Teatro Nacional este fin de semana bajo la motivación principal de
homenajear a Juan Luis Guerra.
Se debe a que la más reciente producción discográfica que tienen en el mercado y que están promocionando ha sido dedicada al cantautor
dominicano. ¿Se imaginan los temas de Juan Luis en voces de Mocedades?, pues justamente eso es lo que ha sudedido.
Sin embargo, ellos aprovechan para dejar claro que no es cosa de ahora, lo de ellos hacer este concierto en el país para honrar a Juan Luis.
Nació hace un año cuando cuando preparaban el disco en su nombre.
Para ellos Juan Luis es “un gran compositor, con vena romántica, que nos encanta y sobre todo el ritmo”, comentaron en entrevista para LISTÍN
DIARIO.
Ellos están fascinados del calor y del clima de esta país en el que tienen una legión de admiradores que esperan ver el próximo sábado en el Teatro
Nacional.
Lo de su intento por hacer merengue y cantarlo espera que sea bien recibido por los dominicanos. Confiesan que ha sido un poco difícil para ellos
tomando en cuenta que son de un país más frío y menos cálido y caribeño con menos posibilidades para tener ese sabor criollo.
“Es un gran intento que estamos haciendo esperamos que les guste”, aclaran entre risas los muchachos y otros menos muchachos de Mocedades.
La gira
Mocedades ha iniciado una gira por diferentes país de la mano de esta nueva placa musical que los llevará por varios mercados, siendo éste uno de los
provilegiados de escuchar la voz de estos cinco artistas que combinan voces y música tan magistralmente, lo que les ha permitido trascender más de
30 años en el negocio de la música.
Izaskun Uranga, Rosa Rodríguez, Javier Garay, Fernándo González y Luis Hornelo siguen apostando al romanticismo, al amor, y a la buena música.
No le importa que el negocio haya cambiado tanto, porque ellos van a su onda, no a la del mercado, por eso aclaran que en el concierto que
presentarán el próximo sábado no habrá ni efectos pirotécnicos, ni grandes recursos más que las voces y los instrumentos musicales. No se quedarán
los éxitos y claro algunos de los temas de este nuevo CD que han hecho en honor de uno de los nuestros: Juan Luis Guerra.
Aun cuando en algún momento ser romántico resulta una cursilería, ellos siguen apostando a lo romántico, a lo bien hecho, aunque esto implique el
no hacer un producto tan comercial.
Y conscientes de cómo se mueve el negocio en estos días, entienden que la disqueras deben tener musicos y artistas entre su personal que sepa
manejar el negocio y quer los mercadólogos y estrategas deben quedarse en el área de negocio. Fruto de los malos pasos que se están dando en la
música en estos momentos se ve que nacen grupos y luego desaparecen, según comentan.
Un ejemplo de que antes los grupos musicales lograban permanercer por mucho tiempo son ellos. Aun cuando ha sufrido algunos cambios de
personas la esencia de Mocedades está ahí, y es y seguirá siendo igual porque es el deseo de cada uno de estos artistas.
Detestan la moda, más si le gusta la canción y la música por eso siguen haciendo lo que les gusta y entienden que está bien hecho.
Su pegada ha sido un proceso que ha ido madurandose en cada etapa y es una de las cosas que ellos valoran del grupo.
Por eso ya van por más de 30 años casi cuarenta y siguen gustando.
HISTORIA
Los orígenes de Mocedades se remontan a finales de los años 60. Tres hermanas, Amaya, Izaskum y Estíbaliz, organizaban festivales en colegios y las
tres interpretaban temas de la música que les gustaba.
Amaya (que ahora está en el grupo El Consorcio) tocaba la guitarra y sus hermanas le hacían las voces.
Un día, en la inauguración de la Tuna de Ingenieros, conocieron a unos chicos: Sergio, Javier, José y Rafa.
De ahí surgió una amistad y un proyecto: Voces y Guitarras. Comenzaron a ensayar juntos, a los que también se unió Roberto, hermano de las tres
chicas.
Actuaban en festivales, en un ambiente básicamente local y universitario, hasta que a través de un tío de los Uranga, unas cintas fueron a parar a
Madrid a unas discográficas, y más concretamente una de ellas a Juan Carlos Calderón que trabajaba en Zafiro.
Desde entonces comienza una historia que todavía hoy perdura para regocijo de muchos románticos en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.