Mocedades 10

disco10.jpg

Los rumores acerca de los problemas de Mocedades con la discográfica Zafiro eran evidentes, el siguiente año se cumplía el contrato de diez años con la empresa y la continuidad con ellos era incierta. En otoño, se volvió a editar otro disco, Mocedades 10, con Quién te cantará, como tema principal. Este sencillo, con el empuje de la presentación en Mallorca obtuvo una buena acogida. La primera canción del grupo no interpretada por Amaya en su totalidad. Como ocurrió con Mocedades 8, este disco no tuvo ni la repercusión ni la calidad de los anteriores, aun así, contaba con muy buenas composiciones, como es el caso de Gracias amor, la famosa canción mejicana La barca de oro, que fue un éxito en ese país o Todo. Las canciones eran en su totalidad en castellano y se puede decir que este disco gozó de más éxito en Méjico que en España, país al que llevaban ya unos años viajando y dónde contaban ya con una gran popularidad.

Con este LP, Mocedades dan unas ciertas muestras de agotamiento creativo. Claro, eso no impidió que “¿Quién te cantará?”, la canción elegida como estrella del disco, estuviese tres semanas como nº 1 absoluto de ventas en el mes de noviembre y que este mismo tema alcanzase una semana el puesto más alto de Los 40 Principales.

En general, los temas se apartan poco de lo que el grupo nos tiene acostumbrado, aunque se nota una cierta apertura pop en las instrumentaciones y una mayor ligereza vocal en algunos temas como “Bienvenida campesina”, que abre el disco. Por el contrario, otras como “Gracias, amor”, “Todo”, “La barca de oro” o “Poco a poco” siguen apalancadas en la balada más sentimental y edulcorada, fiando todo el desarrollo a una letra romanticona y a la voz prodigiosa de Amaya.

El tema principal al que antes aludía es una canción lenta, impecable, como casi siempre, en su tratamiento coral. Seguramente no merecía honores de gran hit, pero es que todo lo que hacía Mocedades en aquella década de los 70 se convertía automáticamente en disco de oro, en todas las acepciones de esta expresión. En el tema destaca unos arreglos instrumentales algo atrevidos y lejos de lo previsible de otros temas de Mocedades.

Uno de los temas que a la vez es fiel al estilo del grupo y más se aparta de su estilo es “Yo no quiero saber”, un tema acústico cargado de sensibilidad en su letra e interpretación, en esta ocasión encomendada a una voz solista masculina.

Incluso hay un guiño a los viejos temas del folk anglosajón que el grupo practicaba en sus inicios con ese“Danny boy” cantada en español. Escribía más arriba que la creatividad del grupo y su productor no debía andar sobrada. Solo así puede entenderse la regrabación de “Más allá, que no hacía ninguna falta y no mejora -más bien lo contrario- la versión incluida en “Mocedades 2” (Novola, 1970).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, pon la solución *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.